ARTICULOS
  Pagina Principal
  ¿Que es el Islam?
 

Jesús y maría en el Islam

 

Diálogo Interreligioso

 

La invasión de EEUU a Irak

 

No debe haber discriminación al definir al Terrorismo

 

¿Quién es el Legislador?

 

El Nuevo Kalam y la Justicia

  Sobre el Kalam y la Filosofía
 

La Recopilación del Corán

 

Los Fundamentos de la Sociedad Islámica

 

El rol de Ahlul Bayt en la explicación del Sagrado Corán

 

No hacemos distinción entre los Mensajeros de Dios

 

El Propósito del envío de los Profetas

 

Del Islam a la China

 

Medio ambiente e Islam

 

La Moral de los Musulmanes

 

El Matrimonio en el Islam

 

La Libertad en el Islam

 

El líder y los Jóvenes

 

La Esclavitud y el Islam

 

La Justicia divina y la violencia

 

Las Etapas en la vida del Ser Humano

 

El Sendero de Amir al Mu'minin

 

Las Bendiciones del Sagrado Corán

 

La Dimensión espiritual del Imam Husein

 

La Filosofía de Ashura

 

Religión e intelecto

 

El Intelecto y la vía Tradicional -Intelectual

 

La Conducta sexual en el Islam

 

Amor Sagrado y Amor Profano en el Islam

 

La voz de la Justicia Humana

 

El poder Religioso y el Islam

 

El Conocimiento de Dios

 

La Eternidad del Ser Humano

El Matrimonio

Extraído del libro Un Ramo de Flores del Jardín de las Tradiciones de Ahl-ul Bait (P), compil. por Saîîed Faqîh Imânî. Trad. por Shaij Feisal Morhell

قال رسول الله (ص):

يفتح أبواب السماء بالرحمة في أربعة مواضع، عند نزول المطر و عند نظر الولد في وجه الوالدين و عند فتح باب الكعبة و عند النكاح

Dijo el Mensajero de Dios (BP):

         “Son abiertas la puertas del cielo de la misericordia en cuatro momentos: cuando baja la lluvia, cuando el hijo mira el rostro de sus padres, cuando se abre la puerta de la Ka‘bah y al momento de casarse”.[1]

قال رسول الله (ص):

إن الأبكار بمنزلة الثمر على الشجر إذا أدرك ثمره فلم يجتن أفسدته الشمس و نثرته الرياح و كذلك الأبكار إذا أدركن ما يدرك النساء فليس لهنّ دواء إلاّ البعولة و إلاّ لم يؤمن عليهنّ الفساد لأنّهنّ بشر

Dijo el Mensajero de Dios (BP):

         “Por cierto que las doncellas vírgenes son como el fruto de un árbol: cuando madura y no es recolectado, el sol lo hace corromperse y lo diseminan los vientos. Asimismo sucede con las vírgenes; cuando alcanzan aquello que alcanzan las mujeres, no tienen más remedio que el casamiento, y si no acontece, nada las mantendrá seguras de caer en la corrupción, puesto que ellas son humanas.”[2]

Dijo el Mensajero de Dios (BP):

         “No hay joven que se haya casado a temprana edad, sin que su demonio brame: ¡Qué desgraciado! ¡pero qué desgraciado! se ha puesto a salvo de mí en dos tercios de su religión.”[3]

قال الإمام أمير المؤمنين علي (ع):

         أفضل الشفاعات أن تشفع بين اثنين في نكاح حتّى يجمع الله بينهما

Dijo el Imam Amîr Al-Mu’minîn ‘Alî (P):

         “La mejor de las intercesiones es que intercedas entre dos personas en un (asunto de) casamiento, de forma que Dios les haga unirse.”[4]

قال الإمام الصادق (ع):

         و من ترك التزويج مخافة العيلة فقد أساء الظنّ بالله عزّ و جلّ

Dijo el Imam As-Sâdiq (P):

         “Quien deje de lado el matrimonio por miedo a la pobreza, en verdad que ha desconfiado de Dios, Imponente y Majestuoso.”[5]

قال رسول الله (ص):

         إنّه نهى عن التبتّل و نهى النساء أن يتبتّلن و يقطعن أنفسهنّ من الأزواج

Dijo el Mensajero de Dios (BP):

“Por cierto que Él ha prohibido el celibato, y ha prohibido que las mujeres renuncien al matrimonio y que se abstengan de estar con sus esposos.”[6]

Bihâr Al-Anwâr; t.103, p.221.[1]

Al-Kâfî; t.5, p.337.[2]

Bihâr Al-Anwâr; t.103, p.221.[3]

At-Tahdhîb; t.7, p.415 y Al-Kâfî; t.5, p.331.[4]

Man la îahduruh Al-Faqîh; t.3, p.358.[5]

Mustadrak Wasâ’il Ash-Shi‘ah; t.14, p.248.[6]

 

© 2003 Corporación de Cultura Islámica. Todos los Derechos Reservados. | Dirección : Martín de Zamora Nº 4224 Las Condes, Santiago - CHILE.
Fono:[056-2] 207 86 29 - Cel.: [056-9] 671 16 45.